08 noviembre 2008

Hola y adiós.


El pasado martes 4 de noviembre, los estadounidenses que pueden elegir han elegido al presidente de los Estados Unidos, o sea, a nuestro presidente y al presidente de todos los demás países del mundo. Parece que esta vez han votado en masa y han optado por alguien muy distinto de todo lo anterior. Hola, Obama. Enhorabuena a los premiados, este muchacho parece serio y sobradamente preparado para dirigir el Orbe Cristiano Occidental.

Y la próxima semana se reúnen en Washington los caciques de todas las tribus solventes del planeta para Refundar el Capitalismo. Yes, we can, un Mundo Nuevo, mejor y más justo nos espera!

Desengáñense. Los verdaderos amos del universo siguen y seguirán siendo los de siempre, las grandes corporaciones transnacionales, las mafias interconectadas, las aves de rapiña digitales, Robin Hoods a la inversa, Merlines de la especulación y del fraude. Nada va a cambiar.

O si: La gestión global del sistema capitalista puede ser desde ahora un poco más eficiente, un poco más racional. Nada que ver con el completo desastre en que ha desembocado una era marcada por el anarquismo de mercado, el fanatismo de la desregulación y el sálvese quien pueda. No es por presumir, pero ya lo decía yo, aquí mismo, hace cuatro años.

Así que adiós, Bushes, Reagan, Thatcher y todos los demás. Bye bye.

4 comentarios:

El Castor dijo...

Yo diría que a Obama lo han elegido para que mejore la desastrosa situación creada por Bush. Para que no lleguen soldados muertos a diario y sobre todo para que enderece la economía. No hay que esperar mucho más.
Saludos.

Vulcano Lover dijo...

Pues sí, pero uno nunca sabe hasta dónde pueden llegar los tentáculos de las grandes multinacionales y al final esta "refundación" del capitalismo que nosotros veremos como una cuestión de justicia social en realidad podría ser el caramelito que nos dan para que no se les hunda el negocio del todo...

(Pd, me has copiado el dibujo, :-P)

javier dijo...

Nada va a cambiar sustancialmente. No existe el capitalismo descafeinado y occidente no va a abrazar el estalinismo.
La peña se olvida fácilmente de los últimos Díez años de crecimiento continuado, orgía de consumo y casi pleno empleo, que no necesariamente tenía que desembocar en esto. El origen de la crisis esta en las subprime y en la titulación de esa deuda y su posterior "colocación" o cesión, que ha contaminado a casi todo el sistema financiero. El capitalismo solo se renueva con más capitalismo y las crisis son cíclicas, eso si, siempre pagan los mismos.

senses or nonsenses dijo...

yo estaba optimista, ...un poco, es lo que tienen los americanos para el show-business, pero estoy desinflándome poco a poco. y con el jejeje-20, this weekend, nos van a dejar a todos en bragas, y sin darnos mucha cuenta.

un abrazo.